DECOUPAGE

Es una técnica de decoración manual que consiste en pegar recortes de papeles grabados o telas en superficies tan variadas como madera, cerámica, metal, vidrio, vela o cartón para generar así distintos efectos como el de la pintura a mano. El resultado final dependerá de la habilidad para recortar y pegar los diseños así como de la disposición de los mismos y el acabado con barniz de la pieza en su conjunto.

ORÍGENES

El término decoupage proviene del verbo recortar, découper, en francés. Sin embargo, el origen de esta técnica se localiza en el este de Rusia, más concretamente en Siberia, donde las tribus nómadas decoraban con esta técnica y a través de figuras de papel, las tumbas de sus antepasados fallecidos.

No obstante, los trabajos relacionados más antiguos datan del siglo XII y  se localizan en China. Allí, esta práctica con recortes de papel de colores, se extendió rápidamente hasta convertirse en una forma muy común de decoración y perfeccionándose para poder aplicarse a un sinfín de objetos cotidianos.

El comercio entre el Lejano Oriente e Italia durante el siglo XVI, sobre todo con Venecia, facilitó la llegada de la técnica a la península itálica y más tarde al resto de Europa. Los carpinteros italianos comenzaron empleando esta práctica para imitar los muebles chinos de una forma más simple y barata, hasta desarrollar el procedimiento de manera autónoma.

Más tarde, durante el siglo XVIII, el método alcanzó su máxima popularidad durante el mandato del rey francés Luis XV, produciéndose una gran demanda de los servicios relacionados. Aparecieron así los primeros maestros del decoupage, muchos de ellos se convirtieron en artistas y contaban con estudiantes que les ayudaban con las maniobras más sencillas. Sus trabajos fueron muy imitados y por ello, se llegó a denominar de manera popular esta técnica como “el arte de los pobres” por la cantidad masiva de obras plagiadas que aparecieron.

También en Inglaterra se hizo muy común esta práctica y durante la época victoriana se perfecciona la técnica incluyendo motivos más sentimentales como los florales, que se aprovecharon para estampar tarjetas para el Día de San Valentín. Esta tradición traspasó fronteras llegando a Estados Unidos y además sigue estando presente en nuestros días.

SOLICITA PRESUPUESTO

Si estás interesado en alguno de nuestros trabajos no dudes en ponerte en contacto con nosotros

SOLICITAR PRESUPUESTO