Vamos a proponer un cambio de imagen radical a una antigua mesilla de noche que nos parecía demasiado anticuada, por lo que empezamos eliminando aquellos elementos que consideramos que puedan afear el aspecto final.

estado incial mesita de noche

De esta manera, descartamos el cristal del sobre junto con la moldura que lo remata, además del tirador, el cual pasaremos posteriormente a sustituir por otro a nuestro gusto. Igualmente cambiaremos la trasera, que se halla muy deteriorada en este caso. Para sustituirla cortaremos un panel a medida a partir de un fino tablero de contrachapado, que pasaremos a fijar a la trasera de la mesilla con clavos.

mesilla con cristalmesilla con cristalLos numerosos desperfectos que observamos en la pieza nos obligan a aplicarle un repaso a fondo para dejar un acabado óptimo, y para ello empezamos por lijar la mesilla eliminando con ello todo el antiguo barniz y los arañazos que se aprecian. A continuación enmasillamos bien todas las grietas, agujeros y hendiduras, dejando que seque bien para poder proceder luego con su lijado.

estado inical patas mesitapatas mesilla

Con el acabado deseado pasamos a dar una capa de fondo protector en todo el conjunto de manera que podamos aplicar la pintura sin que la madera la absorba de forma inmediata. Cuando haya secado el fondo protector la mesilla ya estará lista para poder ser pintada, hecho que nosotros realizaremos con rodillo. Incluimos ahora un tirador que nos guste e igualmente lo pintamos.

capa protectora mesilla

Para terminar barnizamos la mesilla, usando un barniz al agua, que además resulta compatible con la pintura empleada (que también es al agua) lo cual nos ofrece grandes ventajas, como evitar la toxicidad de las pinturas y barnices convencionales, además de una más sencilla limpieza de los rodillos, con el consiguiente ahorro en disolventes.pintar mesilla de noche